La Potomanía

Potomanía

Como cualquier otro de los trastornos alimenticios que le ocurren al ser humano, éste también es ocasionado por ciertas patologías. La potomanía no es otra cosa que una imperiosa necesidad de beber cuantiosos volúmenes de líquido, aún sin que el paciente tenga sed.

En algunos casos las personas pueden llegar a beber hasta 10 l de agua al día, dado que esto les proporciona paz y tranquilidad. Sin embargo, vale la pena recordar que el consumo diario de agua recomendado por los especialistas no debe sobrepasar los 3 l, pues de lo contrario el exceso de líquido puede afectar gravemente varios procesos que ocurren dentro del organismo.

Por ejemplo, la sangre puede llegar a diluirse y por ende variar su composición. Cosa similar ocurre con los electrolitos, sólo que estos terminan por desaparecer, ocasionando que los nutrientes que aportan a nuestro cuerpo jamás lleguen a su destino.

¿Cómo se genera la potomanía?

No olvidemos que el hipotálamo es el encargado de “revisar” que el porcentaje de agua presente en nuestro cuerpo sea el adecuado. Entonces, lo lógico sería pensar que la potomanía se encuentra directamente relacionada con un desajuste en este elemento del cuerpo humano. No obstante, diversos médicos alrededor del mundo han llegado a la conclusión de que un desajuste “natural” en esa zona es casi imposible.

Por ello, concuerdan en que al igual que ocurre con trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia, las principales causas de esta enfermedad se deben a un problema psicológico.

Algunos de los componentes que pueden ayudar a ocasionar este mal son los siguientes:

- Desorden de personalidad múltiple.

- Cuadros severos de diabetes.

- Los pacientes que padecen de anorexia nerviosa, en ocasiones ingieren mucha agua debido un propósito fundamental. El de saciar su hambre sin el peligro de tener que “enfrentarse” con las calorías presentes en los alimentos.

- La utilización de medicinas que dificulten las funciones renales, como por ejemplo algunos diuréticos o antiinflamatorios.

Un individuo saludable necesita en promedio 2.5 litros de líquido al día, éste puede ser obtenido tanto por medio del consumo de agua o bien a través de los alimentos (como es el caso de algunas frutas y verduras).

Algunos indicios de la presencia de potomanía pudieran ser los siguientes:

- Dolores de cabeza intensos.

- Cansancio y somnolencia.

- Calambres en las extremidades inferiores.

- Alteraciones en el ritmo cardiaco, como consecuencia de la ausencia de potasio en la sangre. Recordemos que el este elemento químico se excreta a través de la orina.

- Hiponatremia, es decir, muy bajo contenido de sodio en la sangre.

Por otra parte, en el momento en que un individuo toma la decisión de ingerir más de 6 l diarios sin que exista ninguna razón aparente. Lo mejor es acudir a un especialista, para así obtener el tratamiento adecuado.

De hecho, la primera acción que se lleva a cabo para detener la potomanía es restringir el consumo de agua a un máximo de litro y medio al día. También, resulta extremadamente positivo el llevar al paciente a terapia psicológica. En casos graves, se debe acudir a un psiquiatra, ya que él es el único que puede recetar fármacos en ese tipo de situaciones.

Esperamos que esta información te sea de utilidad.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La Ortorexia

La Ortorexia

Nos encontramos ante uno de los más raros trastornos alimenticios, ya que el individuo que lo padece se obsesiona con la idea de comer aquellos productos que considere “saludables”, de acuerdo a su percepción.

A primera instancia pudiera parecernos que esta condición no debe significar ningún problema, ya que una de las cosas que se busca a la hora de ingerir alimentos es que éstos sean benéficos para el organismo. No obstante el consumir únicamente este tipo de productos puede afectar seriamente nuestra salud.

Los individuos que son más proclives a experimentar este tipo de patologías, son aquellos que se preocupan en demasía por su aspecto físico. De igual forma, se encuentran dentro del círculo de vulnerabilidad, los hombres y mujeres que son menores de 30 años. El tratar de cumplir con los parámetros de belleza impuestos por la sociedad, recuerda inmediatamente a la bulimia y la anorexia.

Por otro lado, aquellas personas que se dedican al deporte de manera profesional, la mayoría de las ocasiones terminan sufriendo de ortorexia, pues los preparadores físicos les indican qué alimentos son los óptimos para obtener los mejores resultados en sus pruebas.

¿Qué consecuencias trae consigo la ortorexia?

Tal vez el efecto más palpable sea el hecho de contar con una serie de alimentos muy limitada para poder construir un menú saludable. Además, al tratarse de un estado patológico, el individuo siente la exigencia de conocer la procedencia de los mismos. Por ende, casi todas sus comidas las realiza en casa.

Ésta al igual que otras condiciones propician que la persona se vaya alejando paulatinamente del ámbito social, quedando en el peor de los casos completamente aislado. En casos extremos, las personas que sufren de ortorexia, solamente quieren ingerir aquellos alimentos que provengan de fuentes totalmente orgánicas. Es decir, descartan de tajo las frutas y hortalizas que fueron cultivadas con la ayuda de sustancias químicas.

Con esos hábitos alimenticios incorrectos, el cuerpo humano comienza a debilitarse poco a poco. Llegando a sufrir cuadros que pueden ir desde una pequeña anemia hasta grados severos de osteoporosis.

¿Cuál es su sintomatología?

Detectar la presencia de este padecimiento es mucho más sencillo de lo que parece. Basta con detenerse a pensar un minuto en los siguientes cuestionamientos:

- ¿Toma en consideración el valor calórico de cada alimento antes de preparar un platillo?
- ¿Concibe con una semana de antelación los distintos menús que preparará?
- ¿Ha dejado de consumir algún producto “chatarra” que le gustaba porque su dieta se lo prohíbe?
- ¿El grado de aceptación personal ha aumentado, pero al mismo tiempo su salud se ha deteriorado?
- ¿No encuentra que comer cuando lo invitan a una fiesta o reunión?

Si contestaste positivamente por lo menos a tres de estas cinco preguntas, quiere decir que empiezas a sentirte obsesionado por tu apariencia física. Por otra parte, si contestaste afirmativamente a todo el cuestionario, necesitas urgentemente ayuda profesional.

El mecanismo para revertir este mal, consiste primordialmente en que el paciente sea consciente de que necesita ayuda. Una vez que esto se haya realizado, el siguiente paso será el visitar a un nutriólogo, pues este es el único que puede devolverle a tu organismo los nutrientes perdidos sin que sufras una descompensación.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La Megarexia

Megarexia

Este es otro de los trastornos alimenticios que se han descubierto en fechas recientes. De hecho, muy pocos nutriólogos conocen la forma adecuada de tratarlo.

La gente que padece esta condición, por lo general es obesa y debido a un problema de percepción de la imagen fisiológica de su organismo, no se someten a ningún tipo de dieta. En otras palabras, los individuos que sufren de Megarexia, se miran al espejo tal y como si fueran personas esbeltas.

Como todos sabemos, los casos de obesidad a nivel mundial han aumentado muchísimo a partir de la segunda mitad del siglo XX. Quizás esto se deba a que los procesos de producción de alimentos han cambiado muchísimo, utilizando métodos químicos para aumentar el volumen de mercancía que se oferta en el mercado.

También es cierto que cuando un individuo delgado observa a una persona con sobrepeso, lo primero que viene su mente es que esta última no cuenta con un régimen alimenticio basado en la ingesta de calorías diarias recomendadas; o peor aún que sólo se dedica a consumir comida chatarra.

Sin embargo, de ninguna manera podemos olvidar que en ocasiones el aumento de peso se debe a un problema con la glándula tiroides o bien a la herencia genética.

Ahora bien, retomando el tema de la Megarexia, nos gustaría comentar que algunos especialistas la catalogan como todo lo contrario de la anorexia nerviosa, ya que aquí los individuos se alimentan exclusivamente de lo que se conoce como “comida chatarra” (pizzas, hot dogs, refrescos, hamburguesas, tartas etc. dejando de lado todos los elementos que hacen que uno tenga una vida saludable (frutas, cereales, verduras, agua natural entre otras muchas cosas).

Las dietas en donde el mayor porcentaje lo ocupan los hidratos de carbono, no son nada positivas para nuestro cuerpo. Al contrario, pueden dañar seriamente algunos procesos cerebrales que se consideran vitales.

Un síntoma que ayuda a identificar a las personas que padecen esta enfermedad es que por ningún motivo les gusta ser fotografiadas. Más arriba dijimos que no les importa mirarse en un espejo, pues se observan como un ser completamente sano. No obstante, esto cambia totalmente cuando se observan en una fotografía.

Aunque en un primer momento encontrarse en una situación como esa les puede ocasionar una sensación de malestar o descontento, puede que en el mediano plazo les ayude a cambiar su estilo de vida.

Según varios estudios estadísticos, se ha podido determinar que por cada anoréxico existen 10 megaréxicos. Esto es sorprendente ¿no es así?

¿Qué medidas debemos tomar para combatirla?

En la mayoría de los casos el primer paso sería obtener ayuda psicológica profesional, para que así el paciente tenga las herramientas necesarias para hacerle frente a este grave trastorno alimenticio. Lo siguiente es consultar a un nutriólogo, con el fin de que le trace un plan de comidas que le permitan gradualmente deshacerse de toda la grasa acumulada que tiene su cuerpo.

Recuerda que con mucha constancia, dedicación y apoyo familiar se puede superar cualquier problema. Si crees que padeces esta u otra enfermedad relacionada con la alimentación, no te quedes con los brazos cruzados y pide ayuda lo más pronto posible.

Muchas gracias por visitarnos.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La vigorexia un enemigo implacable

Trastornos alimenticios

Desafortunadamente este padecimiento es uno de los menos atendidos por los médicos hoy en día. Tal vez porque la mayoría de los pacientes sufren trastornos alimenticios más comunes, como pueden ser la bulimia o bien la anorexia.

El nombre de esta enfermedad hace referencia directa al deseo obsesivo de llevar a cabo rutinas extenuantes de ejercicio físico, con el objetivo de “esculpir su cuerpo” hasta tener inclusive más masa muscular que un físico culturista. Lo más grave del asunto es que de acuerdo con datos obtenidos por la Organización Mundial de la Salud, se ha llegado al comprobar que puede causar más muertes que las dos enfermedades anteriormente mencionadas.

La fragilidad emocional del individuo, es uno de los factores que desencadenan su aparición de manera progresiva. Al igual que ocurre con la anorexia, la persona afectada tiene una percepción errónea del estado en que se encuentra su organismo.

Del mismo modo, los primeros síntomas pueden aparecer cuando se siente la necesidad de poseer un tono muscular de manera compulsiva. Por ejemplo, muchas personas que lo padecen acuden al gimnasio y realizan rutinas excesivas de ejercicio, hasta el punto de romper las fibras que existen entre los músculos. Así se consigue ganar una mayor masa, en mucho menos tiempo.

Muchos jóvenes optan por consumir grandes cantidades de sustancias proteínicas acompañadas por supuesto de hidratos de carbono. En contraste, la cantidad de grasas que ingieren se reduce de manera significativa provocando que se produzcan serias alteraciones en el metabolismo, dañando irreversiblemente tanto órganos internos como externos. En casos extremos, se llegan a deformar las estructuras óseas.

Por su parte, hay otras personas que eligen utilizar esteroides, pues tienen la idea de que así conseguirán su objetivo mucho más rápido. Nada más lejos de la verdad, ya que estas sustancias producen sensaciones de ansiedad y depresión.

Un estudio realizado en Estados Unidos reveló que cerca del 10% de personas que acuden a un gimnasio sufren algún grado de vigorexia, tomando una muestra representativa de 10 millones de individuos. En España, el problema es un poco menor, pues únicamente se detectaron alrededor de 700,000 casos.

Algunos especialistas están convencidos de que los medios de comunicación masiva han propiciado indirectamente el surgimiento exponencial de este tipo de trastornos alimenticios. En la televisión, constantemente la juventud es bombardeada con imágenes de personas que cuidan excesivamente su apariencia física; ya sea a base de prendas modeladoras, aparatos de ejercicio, medicamentos para bajar de peso etc.

Por eso, a continuación te ofrecemos una lista de las principales consecuencias que le pueden ocurrir al organismo.

- Diversos padecimientos cardiovasculares.
- Laceraciones en el hígado.
- Acumulación de líquidos en zonas con poco tejido muscular.
- Problemas de riñón.
- Baja producción de espermatozoides, degenerando en algunos casos en cáncer prostático o testicular.

El mejor tratamiento que existe contra este mal, es realizar actividades familiares que lo alejen poco a poco del ámbito deportivo. Con el amor, el apoyo y la ayuda de su familia, la persona irá recobrando gradualmente su salud física y su bienestar mental. De lo contrario, la esperanza de vida en condiciones de vigorexia es de apenas seis meses.

Si tienes más dudas, te invitamos a visitar a un especialista.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Postura de OMS sobre los trastornos alimenticios

La Organización Mundial de la Salud – OMS define a los trastornos alimenticios como enfermedades mentales que se caracterizan por la excesiva pérdida de peso de manera deliberada por parte de la persona, arriesgando su propia salud por culpa de ayunos continuos y prolongados, aplicando técnicas poco saludables para lograr el objetivo principal el cual es no engordar.

Los trastornos de la alimentación son considerados padecimientos de origen mental, ya que el enfermo sufre de un temor excesivo contra la obesidad a tal punto que el mismo presenta alteraciones de la imagen generando de esta manera conductas poco apropiadas para mantener una figura esbelta. Todo esto conlleva a incurrir en costes económicos, personales, sociales y el impacto mayor se registra en el grupo familiar.

Los trastornos en la conducta alimentaría se encuentra en el tercer puesto en la lista de enfermedades crónicas más comunes que afectan a la población adolescente.

El 1% de la población mundial sufre de anorexia, el 3% se ve afectada gravemente por la bulimia y 3.5% padece de otro tipo de alteración en la alimentación.

La obesidad también se considera un trastorno en la conducta alimentaria del individuo y afecta al 26.3% de la población según estudios especializados.

Postura de OMS sobre los trastornos alimenticiosLa OMS indicó ciertas características para diagnosticar con antelación a una persona con trastorno alimenticio:

  • La visible pérdida de peso ocasionada por evitar el consumo de alimentos altos en calorías. Una persona que se encuentra con una masa corporal por debajo de 17.5 debe ser considerada altamente riesgosa.
  • Los vómitos auto provocados después de consumir grandes cantidades de comidas.
  • Distorsión del aspecto corporal, que involucra la idea constante de tener sobrepeso.
  • Ejercicio excesivo, en este punto la persona realiza ejercicios físicos al extremo para lograr quemar grasa aún teniendo una masa corporal por debajo de lo normal.
  • Consumo exagerado de fármacos para lograr purgas intestinales.
  • Falta de interés sexual en los hombres y amenorrea en las mujeres.
  • Preocupación constante por la comida.
  • Alteraciones en la curva de crecimiento, para los casos de púberes y adolescentes. En las mujeres no logran desarrollarse las glándulas mamarias y en los hombres se mantienen los genitales infantiles.
  • Depresión y obsesión relacionadas directamente a la comida, con fuertes sentimientos de culpa.

AnorexiaEs así que la OMS distingue que los factores que predisponen a una persona a sufrir de un trastorno en la conducta alimentaria:

  • Factor Individual: baja autoestima, dependencia, detallista y perfeccionista, síndrome de Peter Pan (miedo a crecer).
  • Factor Familiar: falta de comunicación entre los integrantes de la familia, sobreprotección por parte de los padres, incapaz de resolver problemas, miedo a defraudar a los padres, abuso sexual, antecedentes familiares de trastornos en la alimentación.
  • Factor Social: se aplica el grado de responsabilidad a la sociedad que evalúa el éxito de una persona en relación directa a su figura.


Al identificar a una persona cercana o del entorno con alguno de estos síntomas y con relación a uno de los factores anteriormente mencionados, la OMS aconseja ciertos pasos a seguir para encaminar a una persona con trastornos en la alimentación:

  • Mantener la calma. No exagerar las acciones y encaminar la preocupación a un profesional de la salud.
  • Hablar con el enfermo sobre su enfermedad. Recuerda que en ningún momento el enfermo aceptara que sufre de algún tipo de trastorno alimenticio.
  • Es mejor hablar, escuchar y no juzgar a la persona enferma.
  • Debe prepararse mentalmente para enfrentar grandes episodios de crisis familiares. Solicite ayuda profesional: sicólogo, médico y nutricionista.
  • Sus mejores herramientas para lograr vencer en esta lucha serán grandes porciones de comprensión, apoyo y tolerancia

“Este artículo no suple la necesidad de realizar un diagnóstico médico profesional sobre el trastorno que pueda sufrir una persona, ya que el mismo es netamente informativo. Recomendamos pueda solicitar a la brevedad el asesoramiento de un nutricionista”.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La bulimia nerviosa

Este trastorno alimenticio se caracteriza que la persona enferma se enfrenta a episodios de atracones de comidas, es el hecho de comer de manera excesiva y para luego tomar medidas drásticas para controlar el peso que pueda ganar con lo ingerido. En pocas palabras podemos decir que la bulimia se la conoce por comer mucho para luego vomitarlo todo, pero el bulímico también puede emplearse otras técnicas para deshacerse de lo comido como pueden ser ayunos prolongados, enemas, usar laxantes y diuréticos.

Este trastorno de la alimentación por lo general afecta en mayor porcentaje a las mujeres y se desarrolla en la pubertad o adolescencia. Las personas que sufren de esta enfermedad mantienen un peso normal con una figura delgada en la mayoría de los casos no llaman la atención, caso contrario de las personas anoréxicas.

El mayor temor de un individuo que sufre de bulimia es el hecho de aumentar de peso. Esta idea lo asusta y por ello toma medidas muy agresivas para deshacerse del material ingerido que ocasiona la obesidad. La falta de autoestima y la distorsión de la imagen corporal son los factores principales por la que una persona empieza en la bulimia.

La bulimia nerviosaLos atracones de comidas por lo general representan grandes cantidades de comidas de todo tipo, las cuales son ingeridas en poco tiempo, logrando una saciedad tal que la persona enferma de bulimia empieza a sentir una gran culpa por comer en exceso. El paso siguiente es deshacerse de todo lo que comió y el vómito en este caso es la mejor solución. Los bulímicos se dan sus atracones a escondidas o de manera disimulada, para evitar cuestionamientos posteriores. Comúnmente eligen comidas con alto valor calórico como dulces, pasteles, chocolates y helados.

En muchas ocasiones y posterior a un atracón el bulímico puede sufrir días de ayuno total, esto debido al gran sentimiento de culpa por el atracón anterior, pero al poco tiempo su conducta se vuelve a repetir iniciándose con otro episodio de comer exageradamente para luego provocarse el vómito.

Provocarse el vomitoActualmente se desconoce la causa exacta de la enfermedad, no obstante muchas investigaciones sugieren que los factores que predisponen a una persona a iniciarse en la bulimia se deben a la personalidad, las emociones, la conducta, así como factores biológicos y del entorno.

Lo concreto es que la persona bulímica no se encuentra conforme con su figura y esto ocasiona en la misma que ingrese a un círculo de preocupaciones que lo envuelven más y más en la opción de provocarse el vómito después de cada atracón.

Existen casos en la bulimia afecta a varios integrantes de una familia, por lo que se sospecha que puede existir un factor hereditario que predispone a esta situación.

Los síntomas más característicos de la bulimia son el comer de forma descontrolada, provocarse el vómito, visitar constantemente el baño posterior a las comidas, preocupación excesiva por el peso, realizar mucho ejercicio físico, cambios de humor repentinos, debilidad y mucha fatiga física.

BulimiaTratamiento de la bulimia

Para tratar este trastorno alimenticio es necesario el apoyo profesional de un sicólogo, un nutricionista, un médico de cabecera y personas cercanas al enfermo, como padres, hermanos, pareja, hijos, etc. El sicólogo tal vez incluya antidepresivos al tratamiento que realiza con una persona bulímica. El asesoramiento de un nutriólogo para establecer una buena dieta que le proporcionará confianza al enfermo.

La tasa de mortalidad en los casos de trastornos de alimentación en preocupante. La bulimia se caracteriza por ser una enfermedad de difícil curación. El tratamiento conlleva un período largo y en varias etapas se registrarán crisis. A corto plazo el paciente puede mejorar hasta en un 50%.

Las consecuencias físicas de las purgas sobre el cuerpo son peligrosas. El desequilibrio de los electrolitos, la esofagitis, los reflujos y los dolores internos son constantes en una persona que sufre de bulimia. Un sujeto enfermo puede llegar a la muerte posterior a un atracón severo. En muchos casos llegan al suicidio, por no lograr soportar la culpabilidad de lo ingerido.

La bulimia puede considerarse a un trastorno mental que tiene como relación directa a la comida, la cual es el medio de satisfacción y al mismo tiempo el problema de la enfermedad.

El bulímico suele indicar que se siente rechazado y que no logra encajar en la sociedad, que no se siente valorado y que todos estos problemas son por consecuencia directa de su estado físico. Presentan un fuerte sentimiento de inseguridad y de autoestima que tienen relación directa con el peso que tienen.

Un grupo de sicoterapia es una buena opción para ganar la batalla contra la bulimia. Las personas con anorexia suelen recibir el mismo tratamiento médico y sicológico que una persona que padece de bulimia. En estos grupos intercambian síntomas para lograr una conexión con el exterior y su entorno directo.

stop bulimiaLa bulimia es un desorden o trastorno alimenticio que se origina por la ansiedad y la exagerada preocupación por el aspecto físico y el peso. Las consecuencias físicas de un padecimiento prolongado pueden ocasionar muchos problemas de salud.

“”Este artículo no suple la necesidad de realizar un diagnóstico médico profesional sobre el trastorno que pueda sufrir una persona, ya que el mismo es netamente informativo. Recomendamos pueda solicitar a la brevedad el asesoramiento de un nutricionista”".

Publicado en Bulimia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La anorexia

La anorexia es un desorden alimenticio que tiene consecuencias nefastas sobre el cuerpo, la persona que sufre de esta enfermedad pasa por un deterioro físico por culpa de la desnutrición y la fatiga mental por los sentimientos de culpa, soledad, vergüenza y frustración que la atormentan día a día.

Las causas por las que una persona se auto prohíbe alimentarse se puede deber a varios factores sociales, tales como antecedente familiar de obesidad, muerte o enfermedad de un ser querido, accidentes traumáticos, separación de los padres o distanciamiento de los mismos.

El miedo constante a engordar atormenta a la persona que sufre de anorexia, la distorsión de su imagen no la deja ver la realidad y conlleva a la misma a tomar una ingesta escasa o casi nula de los alimentos necesarios para el cuerpo. Así también los enfermos con este trastorno alimenticio se sienten culpables por consumir cualquier tipo de alimento que contenga calorías.

La persona enferma que padece de anorexia no visualiza la realidad de su situación corporal, por el contrario sufre de una distorsión de la imagen sobre su figura, lo cual no le permite verse bien, como realmente es. Esta falta de realidad ocasiona que la misma tome medidas drásticas y extremistas para bajar de peso. Se someten a dietas alocadas y restrictivas al máximo, con el objetivo de adelgazar.

La anorexia

La relación familiar se ve afectada profundamente con el paso del tiempo, por consecuencia directa de la lucha contra la inanición de un ser querido que ocasiona estrés en el entorno.

Debido a la falta de nutrientes, el cerebro de una persona anoréxica se ve afectado a tal punto que baja el nivel cognitivo de la persona enferma, notándose un deterioro visible en cuanto al rendimiento académico de la misma.

La persona anoréxica por lo general se aísla socialmente, ya sea del grupo de amigos y sobre todo del familiar, esto lo hacen para evitar las constantes críticas y constantes consejos que los mismos brindan, debido a su evidente mal estado físico y de salud. Pueden perder entre 15 a 50% de su peso corporal por culpa de esta enfermedad.

Trastorno alimenticio La anorexia

La preocupación de sus seres queridos ocasiona en ellos un estado de vergüenza y de culpabilidad que repercute en su estado de ánimo. El aislamiento es una manera de no enfrentar sus problemas, pero también es el factor que desencadena más estragos en su salud ya que el enfermo con trastornos alimenticios no logra reconocer que sufre de esta enfermedad, trata de cubrirlo.

Los testimonios de adolescentes con graves problemas de salud, evidencian que esta enfermedad es muy difícil de curar si la misma no dispone de un tratamiento físico y psicológico.


Consecuencias físicas de la anorexia

La ausencia de vitaminas y minerales, así como proteínas y calorías, ocasiona en la persona una serie de anormalidades físicas que no se ajustan a la edad de la misma. La persona anoréxica puede presentar los siguientes síntomas:

  • Menopausia precoz o alteraciones menstrúales.
  • El tamaño del corazón disminuye ocasionando dificultades cardíacas. Por fata de potasio tiene un alto riesgo de sufrir un paro cardíaco.
  • Ulcera en el esófago y así también en el estómago.
  • La carencia de calcio ocasiona problemas dentales, osteoporosis, descalcificación y pedida de densidad ósea la cual no es factible recuperar con un buen tratamiento médico y nutritivo.
  • Mareos constantes.
  • Calambres.
  • Bajo rendimiento físico e intelectual.
  • Caída de cabello o crecimiento anormal del cabello al cual se lo conoce como lanugo.
  • Piel seca, uñas quebradizas, sangrado de cutículas, baja temperatura corporal.
  • Dificultades para mantener relaciones sexuales.
  • Bajo porcentaje en la capacidad de concepción.

AnorexiaProfesionales de la salud del Hospital Niño Jesús de Madrid indicaron: “No sabemos si más años de administración de estrógenos servirán para recuperar masa ósea. Sin embargo, hemos comprobado que las que recuperan la menstruación de forma natural sí aumentan la fortaleza de sus huesos. Así también nos hemos encontrado con una alta incidencia de anomalías: la mitad de los casos debido a un prolapso en la válvula mitral (mal funcionamiento de dicha válvula); otras sufrían derrame pericárdico (agua fuera del corazón). También se encontraron trastornos del ritmo cardiaco”. El riesgo de muerte en pacientes con un cuadro grave de anorexia aumenta al 20%.

Cuadro grave de anorexia

Los adolescentes que se auto flagelan con este tipo de dietas severas, excesivos ayunos, purgas y quienes están pendientes de todo lo que ingieren y sobre todo de la cantidad de calorías que contienen los alimentos consumidos, sufren de algún trastorno alimenticio, el cual debe ser tratado.

“Este artículo no suple la necesidad de realizar un diagnóstico médico profesional sobre el trastorno que pueda sufrir una persona, ya que el mismo es netamente informativo. Recomendamos pueda solicitar a la brevedad el asesoramiento de un nutricionista”.

Publicado en Anorexia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Trastornos alimenticios

Todas las alteraciones en los hábitos de comer son consideradas como trastornos alimenticios y por ende desarrollan graves enfermedades como consecuencia que pueden desencadenar situaciones más graves, inclusive terminar en la muerte. Esta situación extrema ocurre cuando el tratamiento contra estos trastornos no es el adecuado y sobre todo tardío.

Actualmente en Latinoamérica, una persona de cada diez sufre de algún tipo de trastorno de la alimentación. México se lleva el primer puesto, le sigue Colombia y en tercer puesto Argentina con mayor cantidad de personas con problemas con la comida.

Varios son los factores que desarrollan la enfermedad, por lo general son las mujeres quienes llevan el porcentaje mayor de personas son afectadas por esta grave alteración en la alimentación. No obstante, anualmente la cantidad de hombres que padecen esta enfermedad va en aumento, en este caso los varones presentan síntomas similares a la de dismorfia muscular que se caracteriza por una preocupación obsesiva por el físico.

Trastornos alimenticios

La distorsión de la imagen corporal es el primer síntoma que conlleva al inicio de los trastornos alimenticios. En muchos casos los pacientes han indicado que inclusive escuchan una voz en su interior que le prohíbe consumir alimentos.

Las personas que sufren de problemas alimenticios son hiperdependientes de las ideas que se formaron con relación al cuerpo que desean tener, es decir lograr una mejor figura disminuyendo el consumo de calorías de cualquier tipo, pero como efecto colateral pierde totalmente el sentido de la realidad. Las personas con trastornos alimenticios sólo se enfocan en sus ideas y pensamientos, rechazando todas las argumentaciones familiares y profesionales.

La irritabilidad y la conducta violenta se intensifican sobre aquellas personas cercanas al paciente y sobre si mismo, debido a la sensación de frustración, culpa y vergüenza constante en la que vive por visualizarse como una persona obesa.

Los trastornos más conocidos son:

  • La anorexia nerviosa la cual es la falta total de apetito.
  • La bulimia nerviosa, es cuando la persona come excesivamente y luego busca alternativas para deshacerse del alimento (vómitos).
  • La ortorexia, es aquel trastorno en donde la persona se obsesiona por comidas sanas.
  • La permarexia, es el miedo a los alimentos que le impide a la persona alimentarse correctamente.

problemas alimenticiosEn la actualidad el estado físico delgado es considerado bello y atractivo, por esta razón muchas personas, en la mayoría mujeres, se someten a dietas extremas con el propósito de lograr una figura esbelta. En este proceso de bajar de peso pueden sentirse tentadas en tomar medidas extremas.

La falta de seguridad y autoestima, las críticas familiares y del entorno cercano, abuso sexual, un aborto, protagonizar un evento social importante, la ausencia de un consejo familiar son detonantes comunes en la aparición de los trastornos alimenticios.

Estudios especializados en estos tipos de trastornos han demostrado que las mujeres principian con este padecimiento en la pubertad y los hombres empiezan con los primeros síntomas en la adolescencia.

El antecedente de obesidad durante la niñez predispone al individuo a tomar medidas extremas para no reincidir en el mismo problema de peso que sufrió en su infancia.

El tipo de relacionamiento con los padres o tutores es muy importante. Trabajar en la autoestima y la personalidad del niño y de la niña evitará en gran medida el riesgo de padecer alguna de éstas enfermedades.

Otro factor a tener en cuenta sobre el origen de estos trastornos es la profesión de la persona, es así como el modelaje, la danza, la equitación, el físico culturismo y el atletismo predisponen a entrar en este tipo de padecimiento debido a la exigencia y presión a la que se someten para mantener un peso bajo.

Bulimia

Así también en las investigaciones realizadas han demostrado que la sociedad misma es mayormente exigente con la apariencia personal, en la búsqueda del perfeccionamiento y la moda a través de las publicidades incitan a las niñas y los adolescentes en obtener una delgadez extrema.

Es preocupante como existen grupos sociales y sitios web especializados en promover la anorexia y la bulimia como método exitoso para eliminar la grasa corporal. En éstas páginas de Internet pro-trastornos alimenticios, enseñan todas las técnicas necesarias para lograr el objetivo principal la cual es “no engordar” inclusive a costa de su propia salud física y mental.

El conocimiento de los síntomas, características y sobre todo las consecuencias de los trastornos alimenticios pueden en gran medida disminuir los porcentajes actuales. Esta concientización debe tener como fuente de información a profesionales e instructores en la etapa escolar, reforzándose la misma en el hogar.

Trastornos alimenticios

“Este artículo no suple la necesidad de realizar un diagnóstico médico profesional sobre el trastorno que pueda sufrir una persona, ya que el mismo es netamente informativo. Recomendamos pueda solicitar a la brevedad el asesoramiento de un nutricionista”.

Publicado en Trastornos alimenticios | Etiquetado , , , , | Deja un comentario